[:es]DARPA planea hackear el cerebro humano para actualizar nuestras habilidades y acelerar el aprendizaje[:]

[:es]

Que la evolución humana está pendiente de un paso que permita hackear nuestros cerebros para aprender más rápido, para aprender exponencialmente, me parece innegable. Lo contaba en este vídeo que enlazo aquí abajo. Lo que ahora viene a ser urgente es acordar como humanidad los principios éticos y las reglas del juego de la dimensión ética del futuro la neurotecnología.

La Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa, conocida como DARPA, a través del Programa de Entrenamiento de Neuroplasticidad Dirigida (TNT, por sus siglas en inglés) está estudiando diferentes formas para mejorar el aprendizaje mediante la aceleración de los procesos de adquisición de habilidades, activando la plasticidad sináptica. Si el resultado es positivo, podríamos descargar los conocimientos rápidamente en el cerebro humano. Un gran avance para la neurociencia, un auténtico brainhack, en el que trabaja ya DARPA. Es posible que uno de sus objetivos sea implantarlo en las fuerzas armadas.

El ‘brainhack’ del cerebro para estimular el aprendizaje

El programa en el que trabaja DARPA pretende acelerar diversos estudios de neurociencia para activar la plasticidad sináptica, la habilidad del cerebro para conseguir alterar las conexiones entre neuronas en un humano. Con esto se cree que, desarrollando esta habilidad, se podrá desarrollar el sistema nervioso para que el cerebro esté sometido a un aprendizaje más rápido.

Fuente: DARPA

Los expertos señalan que este trabajo permitirá descargar directamente contenido al cerebro y no aprendiéndolo en libros o centros educativos. Como si, por ejemplo, descargáramos información en nuestro cerebro para no emplear tiempo en aprender un idioma, instalándose en la mente un estado neuroplástico que sería muy receptivo.

El programa TNT cuenta, además, con ocho proyectos más en siete instituciones, cuyo objetivo es estudiar la ciencia fundamental y su relación con el cerebro. El fin de estos programas es poder aplicar sus experimentos en el ser humano. La primera parte del programa se dirige a descifrar los mecanismos de las neuronas que permiten estimular los nervios para lograr influencias en la plasticidad del cerebro. En una segunda fase, se aplicarán los conocimientos aprendidos en la primera fase de TNT.

Tras estas fases, los investigadores que participan en el programa deberán comprobar cuál es el método ideal para implantar un sistema de estimulación del cerebro, estudiando la ética de aprender artificialmente a través de la neurociencia, evitando posibles problemas o fallos que puedan surgir, así como sus riesgos.

Usar la neurociencia como arma militar

Según el gerente de TNT, Doug Weber, estos estudios van encaminados a crear soldados transhumanos para el Departamento de Defensa de los Estados Unidos. En palabras de Weber, la defensa estadounidense se encuentra en un mundo con complejidades y que está interconectado con habilidades comunicativas en humanos y análisis vitales, llevando estas habilidades a su máxima potencia. Comunicó que el objetivo del programa es mejorar los entrenamientos cerebrales para que los soldados puedan realizar sus funciones con la potencia máxima.

La influencia de la DARPA

La DARPA es una unidad dentro del Pentágono conocida en los Estados Unidos por ser capaz de crear robots, armas y tecnología futurista. Es la división que popularmente es conocida como la división de los ‘científicos locos’.

Todas las máquinas o robots fabricados tienen una gran influencia en el mundo tecnológico y ahora entra en juego la neurociencia, capaz de desarrollar en el humano una aceleración del aprendizaje. No obstante, la DARPA trabaja en otros proyectos y avances en tecnología para potenciar el desarrollo. Por eso, entiendo que es urgente convenir los límites éticos y legales para esta evolución de la humanidad. Si quieres saber más sobre esta dimensión ética de la neurociencia, sigue este enlace.[:]