RAT es el nuevo MVP

En mi experiencia como facilitador de equipos de innovación, mentor, o formador siempre me he encontrado con grandes problemas al explicar qué demonios es un MVP o “producto mínimo viable”. Yo siempre he pensado que el nombre no había sido bien escogido…

Nosotros, los más frikis de la innovación, los que compartimos jerga, los que nos hemos pasado por esto, tenemos muy claro que es un producto mínimo viable, lo entendemos, lo usamos, pero cuando tratamos de explicarlo genera dudas y es normal, porque al ser un “producto” parece que el léxico nos lleva a producto y no a experimento para validar hipótesis.

El producto viable mínimo o MVP –en sus siglas en inglés- ya no es la opción más “viable”. Esto quedó atrás para darle paso al RAT (o Riskiest Assumption Test).

(Y este término me gusta mucho más porque los que me conocéis sabéis que en los talleres siempre uso ratas de peluche (para otras cosas) como se ve en el maletero de mi coche ;))Maletero de mi coche lleno de RATs

¿Qué es un MVP? ¿Qué es un RAT?

El MVP se trata de un experimento que le da a un equipo una manera de recolectar, sin mucho esfuerzo, la mayor cantidad de conocimiento válido acerca de sus posibles clientes, para validar o invalidar hipótesis. Un MVP es alguna herramienta de cualquier tipo que permite aprender. (Ya sabemos que en LeanStartUp el ciclo es CREA-MIDE-APRENDE).

El término MVP contiene un error en la raíz del propio término del producto mínimo viable y es que éste no es un producto, sino una forma de experimentar la existencia de algún problema que merece ser resuelto o una manera de disminuir el riesgo y poder probar rápidamente la mayor o más importante hipótesis.

Por eso, me uno al movimiento “The MVP is dead. Long live the RAT.”

Porque opino que es más recomendable que en lugar de hablar de un MVP, se hable del test de las hipótesis que introducen mayor riesgo e incertidumbre en el proyecto.

Mi sugerencia es que para hacerlo más fácil, para que te entiendan mejor, incluso para que no te líes, optes por suplir el MVP por el RAT.

 

Hoy en día, lo que ha resultado de tanto usar MVP es que se ha ido perdiendo el sentido original que tenía y se ha ido usando (incorrectamente) como una primera edición de un producto rudimentario (que a veces será un MVP o RAT, pero otras no. A veces un MVP es una encuesta, una entrevista, un Research…).

Esto ha ido ocasionando que usar un MVP se haga más difícil que la prueba rápida que supuestamente significaba, desvirtuando la razón principal por la que se concibió.

Muchas personas, startups, empresas, al preocuparse por un producto que posea una baja calidad,  piden productos de valor mínimo o que tengan mínimos de atractivo. Pero esto es erróneo, ya que se realizan apuestas de mayor peso por supuestos de más riesgo o dejándolo más tiempo para conocer más acerca de los clientes reales.

Cuando se hacen las pruebas mínimas viables son, en ocasiones, para tratar de interactuar con un poco de discreción antes de poner a la luz el producto final. Por este motivo es imprescindible reflexionar sobre dos aspectos: en primer lugar: por qué razón y qué es lo que se está testeando. En segundo lugar: lo “mínimo”, como concepto, es impreciso.
Eric Ries –responsable de popularizar el término MVP en su libro The Lean Startup- decía en una entrevista que un MVP es “probablemente es mucho más mínimo de lo que pensáis”

 

Cuando se opta por una RAT (Riskiest Asummtion Test o en español Test de hipótesis de mayor riesgo) se obtendrá un resultado que no es de negocio, sino que se centrará en generar aprendizajes para ir construyendo, iterando o pivotando en la propuesta del modelo de negocio que se esté validando.

Una vez que se haya comprobado la hipótesis (o suposición) de más riesgo, entonces se puede pasar a otra, y luego a otra, para ir generando confianza en lo ideado o lo que es lo  mismo, para disminuir la incertidumbre y el riesgo en el proyecto de innovación. El punto clave para que se dé esto es la realización de pruebas que sean pequeñas y rápidas a la vez. Muchas pruebas, muy pequeñas; muchos pequeños pasos, pero validados.

¿Cuál podría ser la forma más pequeña de probar una hipótesis grande?, según el co-fundador de Google X, Tom Chi, es maximizar la tasa de aprendizaje mientras que se minimiza la cantidad de tiempo para probar cosas.

Por otra parte, esta idea de RAT no solo aplica para empresas nuevas, sino también a empresas ya instauradas y en proyectos de innovación en grandes corporaciones. Las grandes corporaciones tienen un gran desafío al testear sus modelos de negocio con RATs.

 

Así que ahí va mi sugerencia. Más RAT, menos MVP.