[:es]Los Wicked problems en el ámbito corporativo[:]

[:es]Analizando los wicked problems desde el ámbito empresarial y corporativo, podemos advertir que las organizaciones se ven obligadas a enfrentarse constantemente a situaciones problemáticas que surgen tanto en su entorno interno (problemas de gestión interna o respecto a la propia estructura de la organización) como a problemas derivados de factores externos por los cuales resultan también afectadas como por ejemplo: la política, la economía, la inflación, entre otros.

La gestión y las políticas de determinada empresa u organización suelen permitir la resolución de problemas identificables, conocidos con el término de problemas domesticables o “Tame problems” dado a que los mismos son controlables; incluso pueden llegar a ser erradicados mediante estrategias generadas por  pensamientos lineales.

No obstante, cuando el problema al cual deben enfrentarse es de carácter retorcido o “Wicked problems”, se presenta el dilema de que la estrategia general de la empresa no resulta suficiente para afrontar el mismo y se requiere generalmente utilizar recursos para buscar asesorías de expertos que ejercen profesión fuera de la organización, y que están más adaptados a la resolución de problemas de esa categoría. Incluso a veces la mejor estrategia es no tener estrategia.

how to solve a wicked problem

En ese sentido, siendo los “Wicked problems” de tan difícil o imposible solución, surge además el dilema en la empresa o corporación de que las soluciones que esos expertos a los cuales hayan tenido que acudir no necesariamente bastarán para solucionar el problema. Sin mencionar dilemas éticos y morales.

Este tipo de problemas son todavía más frecuentes cuando se trata de proyectos de innovación y además de impactar desde ese punto de vista ético-moral, tiene una gran repercusión a la hora de poder aprender mientras avanzas.

A menudo, cuando aplicamos metodologías como Lean Startup y planteamos experimentos de cualquier tipo, enfrentamos situaciones con wicked problems que nos desconciertan. No es lo mismo planificar un experimento científico al uso, en el que las variables se aíslan y las conclusiones suelen ser más claras, que enfrentar un problema de índole retorcida en el que las variables son interdependientes y se rigen por sistemas caóticos que impiden enunciar respuestas verdaderas o falsas.
¿Por qué ocurre esto?
En mi experiencia, estas situaciones surgen en tanto en cuanto, los negocios afectan a personas  y las personas, por nuestra complejidad natural tendemos a responder por motivos más emocionales que racionales.

Este es, a mi entender, uno de los aspectos que hacen que Lean Startup sea, a veces, difícil de aplicar.

Por ello, emplear estrategias que permitan una mayor flexibilidad en la empresa, una gestión activa del caos para promover la innovación, el flujo de pensamientos no lineales, el fomento de inteligencias emocionales, etc. permitirá enfrentar estos problemas de manera más eficaz;  lo cual resulta necesario para el desarrollo de la empresa u organización en sí en estos tiempos líquidos que vivimos.

 

Otros artículos sobre el tema de Wicked Problems

[:]