[:es]Cómo la adhocracia promueve el emprendimiento corporativo[:]

[:es]Una de las estructuras organizacionales que las grandes empresas están implementando en épocas recientes es la adhocracia. Esta estructura poco convencional rompe con las reglas típicas de los organigramas empresariales, que dejan de ser verticales para pasar a una estructura lineal, en red, como si de neuronas conectadas se trataran, donde todos los individuos tienen igualdad de opinión y decisión.

La adhocracia está teniendo sus mayores representantes entre las empresas pequeñas, que están comenzando su carrera y que busca emprender en el mundo de los negocios, pero ¿por qué razón esta estructura tiene tanto éxito en el emprendimiento corporativo en grandes empresas?

La innovación es el foco

La razón principal por la cual esta técnica es la más propicia para las empresas que buscan innovación, es porque la convergencia de personas diversas e ideas originales, llevan a la concepción de proyectos, productos y soluciones diferentes, marcando una distancia casi tangible entre lo que está en el mercado y lo que está por presentarse.

La globalización ha puesto al alcance de nuestra mano casi cualquier cosa que deseemos, creando conexiones en todas partes del mundo y poniendo a disposición un número cada vez mayor de opciones, lo que convierte al plano empresarial, de cualquier ámbito, en un mercado sumamente competitivo, que busca obtener la atención de los clientes con nuevos y mejores servicios o productos.

Para las empresas jóvenes esta situación constituye un desafío pues la inexperiencia, sumada al comienzo de una marca son obstáculos difíciles de superar. En casos de enfrentar situaciones específicas, que puedan decantar en inconvenientes imprevistos, una gran opción para enfrentarlo es crear equipos adhocráticos, constituidos por varias personas, pues la interacción constante y la comunicación de ideas permitirán que la creatividad fluya, encontrando formas innovadoras de solucionar las contrariedades.

Surgen direcciones inesperadas

Como ya dijimos esta estructura busca la creatividad e innovación, muchas veces las acciones que tengan los miembros de estructuras adhocráticas lleva a las compañías a lugares inesperados, con ideas frescas y revolucionarias, que pueden cambiar el futuro de una empresa, sorprendiendo a los clientes con nuevas y mejores opciones, destacando en el mercado por su singularidad y novedad.

La originalidad vende

Lo mejor para la imagen de una empresa es distinguirse por algo, (y si puede ser algo extraordinario, mejor) las corporaciones pioneras en el mundo lo son gracias a que las particularidades de sus servicios marcan una diferencia con el resto, llamando la atención de clientes por el simple hecho de autenticidad. Esa es una de las mejores cualidades de la adhocracia, da origen a ideas nuevas y el cambio constante es la única regla presente en el panorama.

Aumenta la productividad

Trabajar en un ambiente creativo en el cual cada individuo tenga voz y poder de decisión propia, donde se compartan ideas y opiniones y donde todos sean tomados en cuenta equitativamente, fomenta el compañerismo, aumenta los deseos de productividad y mejora el estado de ánimo de los empleados, y de hecho se ha demostrado que el cambio constante enriquece a quienes participan en estos tipos de organizaciones, preparándoles mejor para la resolución de problemas futuros, incluso de wicked problems y aumentando los niveles de rendimiento laboral, a la vez que se reduce el absentismo del personal, precisamente porque se sienten a gusto con el clima organizacional. En mi experiencia personal como fundador de varias empresas, corroboro que este tipo de organización favorece e incrementa el engagement con la propia empresa y su ecosistema de personas.

Por todo lo anterior, parece obvio que una organización que se basa (o que tiene partes de ella) en estructura adhocrática, propicia el emprendimiento corporativo o intra-emprendimiento.

ADHOCRACIA Y EMPRENDIMIENTO CORPORATIVO 2

Otros artículos relacionados con la adhocracia:

[:]